Náufragos en Social Media

Categoria: Redes sociales

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Hay muchas marcas que están presentes en las redes sociales, hoy en día casi todas. Pero el mero hecho de estar en redes sociales no implica que sirva para conseguir más ventas, o aumentar el branding o cumplir cual sea el objetivo marcado por la empresa al entrar en estos medios sociales.

Se necesita un contenido de calidad en las publicaciones que fomente la interacción entre los seguidores en las redes sociales.

Esas marcas que pese a tener presencia en diversos canales en redes sociales tienen seguidores inactivos que no promueven su marca ni difunden su mensaje son los que se pueden denominar “Náufragos” en Social Media.

Sin Comunidad en las redes sociales

Un náufrago en social media no es una marca que no tiene muchos seguidores o fans. Tampoco es alguien que está por estar como están muchas marcas en las redes sociales.

Un náufrago en Social Media es una marca que no tiene comunidad. Es una marca que puede tener fans o seguidores pero está “sola” ya que no existe comunidad alrededor de su marca o producto. Comunidad no es lo mismo que número de fans. Comunidad es tener seguidores que interactúan, que conversan con la marca, fans que ayudan a la expansión de la misma.

Esta “soledad en la isla” no es un hecho exclusivo de pequeñas marcas que entran en las redes sociales por probar o de marcas que tienen poca inversión en Marketing. Es un hecho que afecta a grandes marcas que tienen una gran inversión en publicidad offline e incluso online pero cuya estrategia en redes sociales está equivocada.

Sus mensajes habitualmente se centran en sí mismos: en sus productos, en sus cuentas en redes sociales, en sus ofertas, en sus diferentes páginas, en sus actividades.

No tienen en cuenta al hacer una estrategia de social media que detrás de cada ordenador o dispositivo móvil hay una persona que es con la que hay que conectar.

Náufragos en Social Media

Comunidades ficticias en Social Media

Es posible que haya una masa de seguidores o fans creada por los propios trabajadores, proveedores o clientes de la empresa y que en un principio hayan dado “like” o “follow” a las cuentas de las redes sociales correspondientes .

Son personas relacionadas de algún modo con la marca pero no hay comunidad en social media, no hay un grupo de gente formado por el target al que le interesa dirigirse la marca alrededor de las diferentes cuentas de la compañía en las redes sociales.

Otra opción posible es que la imagen de la marca offline haya hecho que el mero hecho de estar en redes sociales haya atraído una masa de seguidores que confían en que esa marca les va a dar contenido interesante, y que hacen ese deseado “clic” en “me gusta” o “seguir” simplemente por el potente branding de la marca, el cual hace que esté en una situación privilegiada dentro del cerebro de ese consumidor.

En ambos casos se tienen seguidores conseguidos no por el mérito de las publicaciones en las redes sociales, sino por otras causas, y dependerá del contenido que se publique que esos fans interaccionen o no.

Muchas marcas confunden el éxito en redes sociales con el número de seguidores o fans en las cuentas de Twitter o Facebook.

Se obsesionan con ser los que más seguidores en redes sociales tengan en su sector, y si se cumple la premisas comentadas anteriormente su “no comunidad” de fans puede llegar a ser cuantiosa pero ¿para qué?

Los problemas de no tener comunidad en redes sociales

Si la estrategia de contenido no es la correcta (si es que tiene estrategia de contenido…que no todos los community manager tienen en cuenta esto por lo que no deberían de llamarse así) ese número de fans que existen no van a interaccionar con la marca.

Náufragos en Social Media

Si no hay interacciones es cuando ese número de fans se queda en eso, en un número, y la marca en ese momento se queda sola en el inmenso mundo de las redes sociales. Está como un náufrago.

Si esos seguidores no interaccionan debido a que el contenido de las redes sociales no les motiva, no les parece interesante, no les moviliza a compartirlo o simplemente no les llama la atención, pese a tener un número alto de fans el mensaje se va a quedar ahí.

Si no hay interacción con los fans (o si la hay no se sale del mismo círculo, ya que es posible que sean los mismos siempre los que interaccionen y pertenezcan a un llamado círculo cerrado) nunca se va a poder impactar a esas personas que realmente interesan a la marca por ser potenciales clientes pero que no le siguen en ese momento en las redes sociales porque desconocen la presencia en las mismas de la marca y de seguir así no la van a conocer lógicamente.

El estar en redes sociales debería ser fruto de una estrategia que considere a las redes sociales como un medio, no como un fin. Es decir, usar las redes para difundir la marca, impactar en potenciales clientes, pero no tener el objetivo de un número determinado de fans.

Naúfragos en social media

Los diversos canales sociales actuales funcionan en base al engagement, el cual depende de la viralización del contenido. Esta viralización tiene un mecanismo común llamado interacción: sin ella el mensaje no llegará más allá de las fronteras de los amigos dentro de las redes sociales.

Por ejemplo:

  • Una persona conoce a una marca, por X motivos (le gusta, la ha visto en otras redes, es cliente, o a través de una promo).
  • Esa persona interacciona con esa marca por el contenido (Like, RT, comentario…).
  • Un amigo de esa persona ve esa interacción, le gusta el contenido y a partir de ese momento decide seguir a esa marca.
  • Ese primer amigo interacciona con la marca porque le gusta el contenido, le ha parecido interesante y a partir de ese momento se repite el proceso .
  • Un segundo amigo del primer amigo (ya estaríamos en el tercer eslabón de la cadena) ve esas interacción y decide seguir a la marca, interaccionando en el futuro ante un contenido de interés.
  • Y así exponencialmente, afectando a diversos perfiles que posiblemente sean potenciales clientes de su marca.

Para lograr esta interacción hay que crear esa palabra clave en el social media que es el contenido, planificar el mismo y difundirlo de manera que se capten nuevos seguidores, y se fidelicen a los presentes y futuros. El objetivo es generar esa comunidad que difunda el contenido de la marca y por consiguiente su branding.

Sin comunidad una marca está perdida, está sola. Es un náufrago en Social Media vagando sin pena ni gloria (y por lo tanto sin presente ni futuro) en la red social en la que se encuentre.

¿Conoces a alguna marca que esté en esta situación en el océano de las redes sociales?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Comentarios (0)